Impuesto general a las Ventas

El  Impuesto  General  a las  Ventas  (IGV)  es  un  impuesto  que  grava  el  valor  agregado  en  cada transacción realizada en la distintas etapas del ciclo económico, empleando para ello un esquema de débitos y créditos que opera de la siguiente forma: del impuesto calculado por cada contribuyente (al cual se denomina “impuesto bruto”), se deduce el IGV pagado por todas las adquisiciones de bienes y servicios efectuadas (“crédito fiscal”), de tal manera que sólo la diferencia entre estos dos montos es lo que se paga al Fisco.

Operaciones gravadas

Este tributo  grava el consumo de bienes y de servicios realizado en nuestro país, afectando las siguientes operaciones:

 

  • La venta en el país de bienes muebles
  • La prestación o utilización de los servicios en el país
  • Los contratos de construcción.
  • La primera venta de bienes inmuebles que realicen los constructores de los mismos.
  • La importación de bienes.

Tasa

La tasa total del IGV es del 18%.

¿ Tiene dudas relacionadas con la internacionalización de su empresa?

Póngase en contacto con nosotros